EL RETO DE LA CONSTRUCCIÓN MODULAR

Imagen de EL RETO DE LA CONSTRUCCIÓN MODULAR

Hace algunos meses se hizo famoso un video en el que, en menos de dos minutos, se mostraba el proceso constructivo de un edificio de 57 pisos en China, construido en tan solo 19 días.

Para muchos profesionales de la construcción en Latinoamérica este proyecto fue visto como un reto inalcanzable, debido al concepto confuso que se ha creado alrededor de la construcción modular. Aún hoy, este método de construcción se asocia a un material (prefabricados en concreto) con el que se construyen casas y que todos conocemos por ser rápido y económico.

Pero la construcción modular es, en realidad, mucho más complejo que la construcción prefabricada. Cada módulo del diseño se produce en una fábrica y se envía en un camión de plataforma plana (cama-baja) al sitio de la construcción.

Ahora bien, existe una amplia gama módulos, según el diseño. Para algunos proyectos, se requiere un solo tipo de módulo, una caja vacía para completar en sitio. Otros módulos pueden transportarse casi completos, incluso con muebles empotrados, electrodomésticos fijos mecánicamente, etc.

Esto es complementado con el proceso constructivo diverso que existe. Existen con marcos metálicos como estructura, otros son paneles portantes, como los paneles estructurales de aislamiento (SIP por sus siglas en ingles).

Esta tendencia en la construcción cuenta con claras ventajas ante los sistemas de construcción tradicionales, siendo una de las más importantes la velocidad del proceso constructivo. Dependiendo del tamaño, la ubicación y la complejidad del proyecto, se puede construir en mucho menos tiempo que uno construido en el sitio, permitiendo que el edificio y el trabajo de los exteriores o el urbanismo se completen simultáneamente, reduciendo el cronograma del proyecto general hasta en un 50%.

Otra ventaja es la eficiencia de la obra, al poder realizarse el montaje independientemente del clima. Adicional, al ser entregado en obra módulo por módulo, según lo requiera el avance en el montaje, se evitan daños en los materiales, así como las pérdidas por las lluvias e incluso por robos que se presentan en obra.

Los proyectos modulares son más respetuosos con el medio ambiente, ya que se presentan menos desechos en la producción en fábrica que en la obra. En la primera se utilizan los trozos de materiales sobrantes para otras obras y se reciclan alambres, tornillos, paneles de yeso, etc, afectando positivamente los costos de producción, ya que reduce el gasto de cargue y disposición de material sobrante o escombro.

En Europa y Estados Unidos, las construcciones modulares son consideradas más eficientes y saludables pues los materiales se almacenan en el interior, en un ambiente controlado, lo que elimina el riesgo de moho y óxido que a menudo puede provocar problemas respiratorios para los futuros habitantes.

Como parte de estos proyectos, la selección de materiales para la piel de las edificaciones tiene gran preponderancia. Para esto, ALUMINA cuenta con el Portafolio de Fachadas Unitizadas Series 63 y Serie 65, que se ensamblan en taller con módulos de mayor tamaño y se instalan rápidamente en obra. Esta solución se adapta fácilmente a los proyectos de gran envergadura, siendo un producto personalizable, según el concepto arquitectónico del diseño.

.the-content img{width: auto;}

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading...

Noticias y actualidad

Beneficios de una correcta especificación en cerramientos
Noticias Producto

Beneficios de una correcta especificación en cerramientos

Feb.17, 2021

Proyecto Cross, Milla de Oro, Medellín   La especificación de productos para la construcción y...

Leer más
¡Gracias por creer en nosotros!
Noticias

¡Gracias por creer en nosotros!

Ene.12, 2021

Contar en este momento con el apoyo de nuestros proveedores y clientes nos fortalece y...

Leer más
Ver más noticias
¿Deseas recibir información de ALUMINA?
Suscríbete